Curso Illustrator: Herramientas de Dibujo

En capítulos anteriores vimos los elementos básicos para manipular objetos, es hora de crearlos y editarlos de diversas formas. Las herramientas de dibujo de Illustrator son bastas y con diversas opciones. El límite de lo que podemos dibujar con ellas está dado por la imaginación. Comencemos con los componentes de los propios objetos y sus propiedades, después vamos a utilizar las diversas herramientas de dibujo disponibles.

El trazado

El dibujo vectorial se basa en trazados. Por tanto, al dibujar con las herramientas de Illustrator estamos creando trazados. Vamos a ver dos ejemplos de trazados muy simples.

Trazados

Hemos dibujado el círculo con la herramienta lápiz a mano alzada, y el zig-zag con la herramienta pluma, haciendo un clic en cada vértice. El círculo forma un trazado cerrado, ya que sus extremos están unidos entre sí, mientras que el zig-zag es un trazado abierto.

La diferencia entre un trazado vectorial y un trazo dibujado en un mapa de bits, como hemos mencionado, es que el trazado vectorial es un objeto, que podemos seleccionar, modificar y eliminar, y que a su vez tiene otros elementos que nos permiten hacer todo esto. Para verlo mejor, vamos a seleccionar los trazados haciendo clic sobre ellos con la herramienta selección directa Selección.

Cada uno de estos trazados se divide en segmentos, que pueden ser curvos o rectos. Distinguimos cada segmento porque se delimita con un cuadradito, tanto en el extremo como en la unión con otro segmento. Estos cuadraditos son los puntos de ancla, y aparecen oscuros cuando están seleccionados, y claros cuando no.

El trazado se divide en segmentos

En la imagen vemos que el círculo se compone de cuatro segmentos, y el zig-zag de tres.

Cuando los segmentos son curvos, encontramos también líneas de dirección, con puntos de dirección en sus extremos.

Para que las líneas y puntos de dirección se muestren, debemos seleccionar el segmento haciendo clic con la herramienta Selección directa Selección directa.

Como veremos más adelante, todos estos elementos nos permiten modificar el segmento, y por tanto el trazado.

Contorno y relleno

El trazado crea el esquema de nuestro dibujo, su esqueleto. Ahora podemos darle texturas y color.

Contorno

Aparentemente, podemos cambiar el color del trazado, hacerlo punteado en vez de sólido, cambiar su grosor, etc. Pero realmente todo esto no lo hacemos sobre el trazo, si no sobre el contorno. El contorno viene definido por el propio trazo, siendo el aspecto que le podemos dar, mientras que el trazo es la esencia del contorno, su definición. Cuando un objeto no está seleccionado, sólo vemos su contorno. En la imagen, vemos un contorno naranja, con grosor y punteado.

El trazado delimita un área interior, el relleno. Al relleno podemos darle color, transparencia, texturas, etc. Cuando el trazado es cerrado, el relleno aparece claramente delimitado. Pero cuando es un trazado abierto, el área de relleno es aquella que quedaría cerrada si uniésemos los extremos con una recta. En la imagen vemos el relleno de color naranja pálido.

Relleno

En la parte inferior de la barra de herramientas encontramos los controles que nos permiten seleccionar el contorno o el relleno. También aparecen en el Panel de control cuando el objeto está seleccionado.

Por ejemplo, para dar color al contorno y al relleno de un objeto, debemos de seguir los siguientes pasos:

  1. Seleccionar el objeto, con la herramienta Selección.
  2. En la parte inferior de la barra de herramientas, seleccionar el Trazo.
  3. Elegir un color para el contorno en el panel Color.
  4. En la parte inferior de la barra de herramientas, elegir Relleno.
  5. Elegir un color para el relleno en el panel Color.

Podemos seguir los mismos pasos usando el Panel de control cuando el objeto está seleccionado. Dichos controles incluyen paneles de color para ambos casos.

  • e la recta, en vez de como su punto de origen.
  • Espacio. Mueve la recta con el cursor, sin cambiar su forma.

La mejor forma de entender estos comportamientos es probar cada uno de ellos.

Otra forma de crear la recta es haciendo un solo clic sobre el documento, para que aparezca la ventana Opciones de Segmento de línea cuando la herramienta está seleccionada:

Opciones de Segmento de línea

A través de esta ventana podemos definir las características de la nueva línea.

  • Longitud. Podemos especificar el largo de la línea, en la unidad de medida que deseemos, aunque por defecto se muestra la aplicada al documento.
  • Ángulo. El ángulo de inclinación tomando como 0º una recta totalmente horizontal.
  • Rellenar línea. Al marcar esta casilla, se le aplica el estilo de color actual.

Los parámetros que aparecen por defecto son los mismos de la última línea creada. Por tanto, si no cambiamos nada, obtendremos un línea idéntica pero en la ubicación donde hayamos hecho clic.

La herramienta Pluma

La herramienta Pluma (accesible con la tecla P) es la más útil y versátil en el dibujo vectorial, ya que con ella podemos concretar exactamente dónde y cuántos puntos de ancla tendrá nuestro trazo, si son suavizados o vértices, y si los segmentos son rectos o curvos.

Esta herramienta se divide a su vez en sub-herramientas, que aunque las podemos elegir directamente en la barra de herramientas, podemos también utilizarlas a medida que dibujamos con la pluma.

  • Pluma La herramienta Pluma nos permite dibujar un trazado, haciendo clic donde queramos crear un punto de ancla.
  •  La herramienta Añadir punto de ancla crea un nuevo punto de ancla al trazado sobre el que pulsemos, y en la posición del clic.
  •  La herramienta Eliminar punto de ancla elimina el punto de ancla existente sobre el que hagamos clic.
  • Podemos alternar entre estas dos últimas herramientas pulsando la tecla Alt, con cualquiera de ellas activa.
  •  La herramienta Convertir punto de ancla transforma un punto ya existente. Por ejemplo, si hacemos clic sobre un punto suavizado, se convertirá en un vértice. Y si hacemos clic sobre un vértice y arrastramos, podremos controlar las líneas de dirección y transformarlo en un punto suavizado.

Dibujar con la Pluma

 

Al principio puede resultar difícil el uso de esta herramienta, pero no es más que la falta de costumbre. Cuando la dominemos, veremos lo versátil que resulta. Vamos a empezar paso a paso.

La pluma irá dibujando a medida que hacemos clics. Para finalizar el trazo, podemos elegir otra herramienta o pulsar la tecla Ctrl para cambiar al cursor de selección y hacer clic fuera del trazo.

Dibujar una recta.

El trazo más simple que podemos realizar es una recta, del mismo modo que con la herramienta Segmento de línea. Para dibujarla, hacemos clic en el punto de origen y, sin mantener pulsado el botón tras el clic, hacemos otro clic en donde queramos que acabe la línea.

Segmento recto con la herramienta pluma

Si mantenemos pulsada la tecla Mayúsculas limitaremos el ángulo del segmento a múltiplos de 45º. Esto nos facilitará crear rectas verticales, horizontales e inclinadas.

Dibujar un polígono.

Vamos haciendo clic en cada uno de los vértices del polígono, sin arrastrar. Para cerrar el trazado, el último clic lo haremos sobre el primer punto de ancla, cuando se muestre un circulito junto al cursor.

En este caso, todos los puntos de ancla son puntos de vértice.

Dibujar un segmento curvo.

Vamos a ver varias maneras de obtener un único segmento curvo, un arco, creando un punto suavizado.

Inicio de un punto suavizado

Para crear un punto suavizadohacemos clic en el documento, y sin soltar el botón del ratón lo arrastramos. Veremos que estamos arrastrando uno de los manejadores de dirección de ese punto de ancla. Los controles de dirección, nos permiten controlar el ángulo y la curvatura del segmento. La parte externa de la curva apuntará en la misma dirección que hayamos arrastrado.

Arco

Una vez definido el arco, hacemos clic en el lugar donde queramos que éste finalice, y el segmento aparecerá curvo.

Si en vez de soltar el ratón y hacer el clic final, lo mantenemos pulsado y arrastramos de nueva cuenta, podremos controlar también las líneas de dirección de este punto. Si movemos las líneas en la dirección opuesta a como las hemos movido en el primer punto, obtendremos un arco, pero si las movemos en la misma dirección, obtendremos una “S”.

arco al final

La diferencia entre al arrastrar el punto final o no (o el inicial, ya que podríamos haber trazado el arco sólo arrastrando desde el último punto) es que el punto que creamos al arrastrar es suavizado. Por lo que si creamos otro segmento a continuación, este tendrá que ser curvo para poder adaptarse.

Podríamos seguir añadiendo segmentos curvos siguiendo este sistema, y al final dejarlo abierto o cerrarlo, volviendo a pulsar sobre el primer punto de ancla.

tra opción sería Convertir un punto existente. Si mantenemos pulsada la tecla Alt con la herramienta Pluma, esta se transforma en la herramienta Convertir puntos de anclaHacemos clic sobre el punto de vértice y arrastramos hasta obtener la curva deseada.

Punto de vérticeLíneas de direcciónarco

Para volver a convertirlo en un punto de vértice, bastaría con hacer clic con la herramienta Convertir puntos de ancla sin arrastrar.

Combinar segmentos rectos y curvos.

Hasta ahora hemos visto que al hacer un clic creamos un punto de anclaSi soltamos el ratón inmediatamente, el punto creado es un vértice, mientras que si arrastramos, el punto es suavizado, y los segmentos que unen curvos.

Pero sabemos que puntos de vértice también pueden unir segmentos curvos o rectos y curvos. Vamos a ver cómo lo hacemos.

Nos basaremos en que si situamos la Pluma sobre el último punto de ancla creado (que será un extremo), esta se comporta de forma muy parecida a la herramienta Convertir puntos de ancla, pero únicamente afecta al próximo segmento.

Por ejemplo, para crear un segmento recto seguido de uno curvo, creamos primero el recto haciendo dos clics, sin arrastrar al final. Seguidamente, nos situamos sobre el último punto de ancla hasta que el cursor de la pluma muestre un triángulo Hacemos clic y arrastramos. Vemos que en este caso sólo aparece una línea de dirección, que corresponde al futuro segmento. Despues, hacemos clic en el lugar donde finalizará el nuevo segmento.

RectaRecta - curva

En este ejemplo, el último punto creado es un vértice, porque no hemos modificado sus líneas de dirección (aunque podríamos haberlo hecho). Por lo tanto si hacemos otro clic, el segmento resultante será recto. Pero si queremos trazar un segmento recto después de un arco que termina en un punto suavizado, tendremos que transformarlo. Para ello basta con volver a hacer clic sobre él (sin arrastrar), con lo que se convierte en un punto de vértice.

Cuando lo que queremos es crear un punto de vértice que una dos segmentos curvos, podemos también hacerlo como hemos visto: crear un arco, y si el último punto es suavizado, convertirlo a un punto de vértice haciendo clic antes de crear el nuevo trazado.

Otra opción más rápida es utilizar la tecla Alt mientras manejamos las líneas de dirección del extremo final. Al pulsar la tecla, pasamos a controlar la dirección del siguiente segmento, como hacíamos al volver a hacer clic y arrastrar tras crear una recta.

curvacurva- curva

Otra forma de conseguir este mismo efecto es preocuparnos sólo por modificar la primera de las líneas de dirección, y modificar la segunda después de crear el punto, manteniendo pulsada la tecla Alt mientras pulsamos y arrastramos del punto de dirección.

Puntos suavizadoDEsplazamos el punto de direcciónPunto de vértice

Editar trazos con la Pluma

Si situamos la herramienta Pluma sobre el trazado que estamos creando, o sobre uno ya existente y seleccionado, se comportará como la herramienta Añadir punto de ancla. Al hacer clic añadirá un punto de ancla, sin que este afecte a la forma del trazado si no lo modificamos.

Añadir punto de ancla

Del mismo modo, si situamos el cursor sobre un punto de ancla, excepto los extremos, y hacemos clic, el punto desaparecerá como pasa con la herramienta Eliminar puntos de ancla. Esto sí afectará al trazado, ya que se unirán los puntos de ancla anterior y posterior.

Quitar punto de ancla

Podemos continuar un trazado abierto ya existente con la herramienta Pluma. Para ello, tras seleccionarlo, debemos hacer clic sobre uno de sus extremos, cuando aparezca un segmento en el cursor.

Continuar trazo

Por otra lado, si durante la creación de un trazo, nos equivocamos al colocar un punto de ancla, podemos eliminarlo con Deshacer (Ctrl + Z) sin que nos salgamos del trazo, o podemos pulsar la tecla Espacio antes de soltar el ratón para desplazar la ubicación del punto de ancla. También podemos moverlo, si hacemos Ctrl + clic para cambiar a la herramienta Selección directa Selección directa.

Para cambiar entre puntos de vértice y suavizados, sin deseleccionar la Pluma, podemos cambiar a la herramienta Convertir puntos de ancla  al mantener pulsada la tecla Alt.

Es difícil crear un trazado exacto directamente con esta herramienta, salvo que tengamos mucha experiencia. Los más cómodo será crearlo lo más aproximado que podamos y después editarlo poco a poco hasta obtener el dibujo que buscábamos.

Herramienta curvatura

Una herramienta nueva en Illustrator CC es la herramienta curvatura . Su uso es muy similar a la herramienta Pluma, aunque no exactamente igual. Su principal ventaja es que con ella podemos dibujar segmentos de curva continuos con facilidad.

Veamos su uso.

Al hacer clic en la mesa de trabajo se crea el primer punto de ancla. Si arrastramos el ratón sin soltarlo, el punto cambiará, pero no generará líneas de dirección, a diferencia de la pluma. Cuando hacemos clic para generar la segunda ancla y desplazamos, veremos el segmento de curva, pero no tendremos, de nueva cuenta, líneas y puntos de dirección. De modo tal que con esta herramienta vamos creando segmentos de curva que pasan por los puntos de ancla que vamos indicando.

Una manera muy sencilla de entender la diferencia entre ambas herramientas es intentando dibujar un círculo con cada una de ellas. Con la herramienta Pluma crearíamos la primera ancla y luego podríamos pulsar en el punto del cuadrante superior del círculo a dibujar y sin soltar, tendríamos que arrastrar el ratón formar la curva. Luego haríamos un nuevo clic para el siguiente cuadrante (ubicado en el punto opuesto al primero y, de nueva cuenta, arrastrar para intentar crear la curvatura del círculo. Algo como la siguiente imagen:

En tanto que con la herramienta curvatura, nos bastaría con hacer clic en los puntos donde estarían los puntos cuadrantes del círculo. Como en la siguiente imagen.

Sin necesidad de tirar de las líneas de dirección.

Esto no significa que no podamos usar la herramienta curvatura para combinar segmentos curvos y rectos. Para ello, en lugar de hacer clic para indicar la posición de la ancla y pasar a la siguiente, debemos hacer doble clic, o bien pulsar la tecla Alt, al tiempo que hacemos clic. El resultado será un segmento recto.

Por otra parte, si volvemos sobre nuestro trazado con la herramienta curvatura, de modo similar a Pluma, podremos añadir anclas, pero un nuevo clic sobre un ancla existente no la elimina. Por el contrario, la herramienta pasa a modo de selección directa y podremos desplazar el ancla a otra posición.

Otra posibilidad mientras usamos la herramienta curvatura es pulsar la tecla Ctrl, que cambiará la herramienta a Selección, con lo que podremos desplazar el lugar del trazado completo sin salirnos de la herramienta.

A pesar de la similitud en el uso de la herramienta Pluma y la herramienta curvatura, incluso sus iconos son muy similares, podemos decir que la herramienta Pluma es más versátil cuando vamos a crear trazados con cambios bruscos de dirección y que requieran, por tanto, más puntos vértice. En tanto que la herramienta curvatura es adecuada si, precisamente, lo que vamos a dibujar son más curvas.

Dibujar a mano alzada

Dibujar con el lápiz

La forma de dibujar a mano alzada es la más natural, sobre todo si se utiliza una tableta gráfica en vez de un ratón. Basta con seleccionar la herramienta, con lo que el cursor tomará su forma (por ejemplo, Cursor lápiz con el lápiz). Hacemos clic en el lugar donde queramos que comience el trazo, y arrastramos el cursor siguiendo la forma del trazo deseado. Si queremos que el trazo se cierre, debemos de tener presionada la tecla Alt cuando soltemos el botón del ratón, pero no es necesario situarnos justo sobre el punto inicial.

Illustrator nos proporciona tres herramientas para dibujar a mano alzada: la herramienta Lápiz Lápiz, la herramienta Pincel Herramienta Pincel y la herramienta Pincel de manchas Pincel de manchas.

4.10. Las herramientas Pincel y Lápiz

La herramienta Lápiz Lápiz nos permite crear trazos a mano alzada, dibujando el trazo a medida que arrastramos el cursor por la pantalla. Esto da al dibujo el aspecto de estar “hecho a mano”.

El principal inconveniente de esta herramienta en el dibujo vectorial, es que no nos permite decidir dónde se colocan los puntos de ancla en el trazo, aunque sí podamos editarlos después. Es por ello, que a no ser que busquemos el efecto de hecho a mano, esta herramienta se suele utilizar para hacer bocetos.

 

Otra herramienta que podemos utilizar para dibujar a mano alzada es la herramienta Pincel Herramienta Pincel.

Su uso es igual que el de la herramienta Lápiz, aunque por defecto tiene un mayor valor de fidelidad y el trazo queda más suavizado. La diferencia, es que mientras que con el lápiz obtenemos un trazo simple, con el pincel podemos utilizar una de las puntas de pincel, disponibles en el panel Pinceles.

Trazado de pincel

De todas formas, en cualquier momento podemos aplicar un pincel a un trazo ya creado.

Modificar trazados con el lápiz

 

Si seleccionamos un trazado y nos situamos sobre él con la herramienta Lápiz, veremos que la x del cursor Cursor lápiz desaparace Cursor lápiz. Esto indica que el nuevo trazo se añadirá al existente. Pero claro, un trazo no puede tener varios extremos, por eso si prolongamos el trazo desde un punto, el trazo que había desde ahí hasta el extremos más cercano desaparece. Con esto podemos realizar básicamente tres acciones:

· Prolongar un trazo, continuando desde uno de sus extremos.

· Cambiar su forma, dibujando desde un punto del trazo, y finalizando también en el trazo,

Editar con el lápizEditar con el lápiz

· Conectar dos trazados distintos. Para ello, seleccionamos los trazos a unir, dibujamos desde el trazado de origen, y mantenemos pulsada la tecla Ctrl al soltar en el trazado final.

Unir con el lápizTrazos unidos con el lápiz

 

No obstante, al editar trazos con el lápiz es frecuente que obtengamos resultados que no esperamos, normalmente porque se elimina la parte del trazo que no queríamos. Recuerda que para deshacer una acción podemos pulsar Ctrl + Z.

Opciones de las herramientas

Vamos a conocer las opciones que podemos configurar en las herramienta Lápiz y Pincel, para poder ajustarla a nuestras necesidades.

Para acceder a las opciones de una herramienta, hacemos doble clic sobre su icono Herramienta lápiz o Herramienta pincel en la Barra de herramientas. Se abrirá su ventana de preferencias:

Preferencias de la herramienta lápiz

En Tolerancias podemos configurar:

Fidelidad
Controla la distancia a la que debe mover el ratón o el lápiz electrónico para que se cree un nuevo punto de ancla en el trazado. Cuanto mayor sea, se crearán menos puntos de ancla, por lo que los segmentos serán mayores y más curvos, y el trazado más suave. Si aumentamos el valor, se generarán ángulos más cerrados.
En Opciones podemos marcar:
Rellenar nuevos trazos de lápiz
El trazado se rellena con el relleno seleccionado. Si es abierto, se rellenará el área encerrada si uniéramos los extremos.
Mantener seleccionado
Si está marcado, el trazado permanece seleccionado tras crearlo.
La tecla Alt cambia a la herramienta Suavizar
Si no está marcado, y lo combinamos con la tecla Alt, el trazado deja fijo el último punto de ancla y crea una línea recta a partir de él. Cuando soltamos la tecla Alt, vuelve al trazado normal.
Cerrar trazados cuando los puntos finales estén entre:
De este modo se determina la distancia máxima entre puntos finales para que el trazado se cierre.
Editar trazos seleccionados
Que esta opción esté marcada es lo que permite editar trazados existentes con el lápiz.
En x píxeles
Si la edición está permitida, aquí podemos concretar a qué distancia como mínimo debe de estar el cursor del trazo para que pueda editarlo.

La herramienta Pincel de manchas

La herramienta pincel de manchas Pincel de manchas crea un trazado sólo con relleno, sin trazo. Recuerda que con el Lápiz y Pincel creamos un trazo, y el relleno puede aparecer sólo si cerramos este trazado.

Utilizando el Pincel y Pincel de manchas, podemos obtener trazados muy similares, pero compuestos por trazos o rellenos, respectivamente.

PincelPincel de manchas

Un comportamiento distinto es que si cruzamos los trazos, el pincel de mancha los fusionará, permitiéndonos crear así rellenos más extensos.

PincelPincel de manchas

Esto nos permite utilizar el Pincel de manchas para combinar trazados existentes. Para ello, los elementos deben de tener exactamente la misma apariencia y no tener bordes.

La herramienta Suavizar

Si mientras utilizamos las herramientas a mano alzada presionamos la tecla Alt cambiamos a la herramienta Suavizar Suavizar. También la encontramos disponible como herramienta independiente.

Esta herramienta también dispone de unos valores de Suavizado y Fidelidad configurables. Y lo que hace es eso, reaplicar estos valores al trazado, previamente seleccionado, sobre el que pasamos el cursor. Cada vez que utilicemos la herramienta sobre el mismo trazado, éste se suavizará un poco más, teniendo cada vez menos puntos de ancla.

4.16. Shaper

En sentido estricto, la herramienta Shaper  también es una herramienta de dibujo a mano alzada. Sin embargo, crea formas básicas perfectas a partir de nuestro dibujo e incluso nos permite combinarlas de distintas maneras desde la misma herramienta. En ese sentido, es una herramienta que mezcla la funcionalidad de las herramientas que usamos para crear rectángulos, elipses y polígonos con la herramienta lápiz.

En otras palabras, con la herramienta seleccionada, dibujamos a mano alzada un círculo con todas las imperfecciones que hacerlo de ese modo va a provocar. Al soltar el ratón, dicho dibujo se convertirá en un círculo.

 

Podemos dibujar de este modo círculos, elipses, rectángulos e incluso polígonos, aunque este caso el resultado puede ser inesperado, pues un polígono de seis lados puede interpretarlo como un círculo si no se dibujó de modo claro.

Dichas formas, a su vez pueden estar apiladas.

 

De este modo podemos utilizar los garabatos con la herramienta Shaper para fusionar o eliminar intersecciones entre las formas. Por ejemplo:

 

Creador de formas

El Creador de formas  es una herramienta que crea formas combinadas a partir de formas simples, detectando interactivamente las regiones a combinar o a eliminar.

A diferencia de Shaper, el creador de formas trabaja sobre formas simples o complejas ya creadas, como las de la siguiente imagen.

Para utilizar la herramienta, debemos seleccionar primero los elementos con los que vamos a trabajar. Después seleccionamos la herramienta y señalamos la forma. Automáticamente la herramienta señalará las regiones detectadas.

De manera predeterminada, la herramienta se encuentra en modo combinar, así que con ella podemos dibujar un trazo que toque las distinas regiones encontradas que deseamos combinar.

De este modo las formas quedarán combinadas cuando soltemos el ratón. A su vez, para que otras regiones se eliminen, debemos pulsar Alt al mismo tiempo que la señalamos. De igual modo, un trazo o un clic, eliminarán la región correspondiente.

Como en otras herramientas, un doble clic sobre el Creador de formas abrirá su ventana de opciones.

Detección de huecos. Con esta opción activada permite a la herramienta detectar huecos entre las regiones en la superposición de formas en valores cercanos a los indicados en la ventana. Es decir, si activamos la opciones e indicamos huecos desde 3 pixeles, entonces detectará hasta el menor hueco como una región, de lo contrario los ignorará.

Considerar trazado de relleno abierto como cerrado. Esta opción permite detectar como regiones áreas abiertas, como la detección en la siguiente imagen.

En el modo combinación, hacer clic en el trazo divide el trazado. Como se indica, si en lugar de hacer clic o dibujar una línea para combinar regiones, hacemos clic en el trazo, entonces éste se divide. Cuando está activo, el cursor cambia de forma .

Elegir color desde: Selecciona el origen del color de los objetos combinados, ya sea desde las muestras de color o desde otros objetos.

Selección: Indica cómo será la forma de la línea que dibujemos con la herramienta para combinar las formas, si segmentos de líneas rectas o Mano alzada, como usamos en el ejemplo anterior.

Relleno: Esta opción está activa de modo predeterminado y simplemente resalta con color gris la región detectada. Cuando se desactiva, no muestra las regiones de ningún color, aunque sigue realizando la combinación o eliminación de regiones.

Resaltar trazo cuando sea editable. Resaltará en el color seleccionado el trazo susceptible de cortarse o eliminarse.

Fabian Valencia

Fabian Valencia

Diseñador gráfico y web, con ganas de trabajar y aprender todo lo posible de este campo tan variado. Creativo tanto en la vida laboral como personal. Diseñar es el arte de transmitir gráficamente lo que uno imagina. Imagina, crea, diseña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: